Caminando Con Los Ángeles

 

Qué Son Las Jerarquías Angélicas

 

Jerarquias Angélicas

 

Según Dionisio, un estudioso de fuentes bíblicas y no bíblicas, que vivió en Medio Oriente hacia el siglo V, d. C, nos dice, que hay nueve coros o clases de Ángeles, agrupados en 3 esferas diferentes. A esto se le llama: Jerarquías Angélicas.

Estas esferas o jerarquías, se componen en total por 72 Ángeles o Genios.

Las Sagradas Escrituras nos enseñan, que Jesucristo escogió, además de los doce apóstoles, a 72 discípulos, que fueron enviados a todas las partes del mundo, para anunciar la palabra de Dios a las naciones.

Las jerarquías, están basadas en los distintos nombres que se encuentran en la Biblia, para referirse a ellos.

Dentro de estas Jerarquías Angélicas, los coros de Ángeles Superiores, hacen participar a los Inferiores de sus conocimientos.

 

Coros Angelicales

Cada tres coros de Ángeles constituyen un nivel jerárquico. Todos ellos juntos, forman la corte celestial.

I. Jerarquía Suprema:

Querubines, Serafines y Tronos

II. Jerarquía Media:

Dominaciones, Virtudes y Potestades

III. Jerarquía Inferior:

Principados, Arcángeles y Ángeles

 

Los Príncipes De Las Jerarquías Angelicales

Cada una de las jerarquías angelicales está regida por un príncipe y se corresponde con una letra del alfabeto hebreo:

ÁLEPH: Corresponde a los Serafines y el Príncipe es Metatron.

BETH: Corresponde a los Querubines y el Príncipe es Raziel.

GHIMEL: Corresponde a los Tronos y el Príncipe es Tsaphkiel. 

DALETH: Corresponde a los Dominios y el Príncipe es Tsadkiel.

HE: Corresponde a las Potencias y el Príncipe es Camael.

VAU: Corresponde a las Virtudes y el Príncipe es Raphael.

ZAIN: Corresponde a los Principados y el Príncipe es Haniel.

HETH: Corresponde a los Arcángeles y el Príncipe es Mikael.

TETH: Corresponde a los Ángeles y el Príncipe es Gabriel.

 

 

 Primera Jerarquía

Serafines – Querubines y Tronos

Primera Jerarquia

Serafines

Son, de acuerdo con la teología cristiana, los primeros de los nueve coros o tipos de “espíritus bienaventurados” de la angelología cristiana.

Son ángeles que se encuentran más cerca de Dios. Su misión es la de alabar y cantar glorias al Señor. Engrandeciendo el Amor Universal.

Son los guardianes alados que están alrededor de Dios.

Se identifican por el ardor con el que aman las cosas divinas. Son los elevadores de los espíritus de menor jerarquía, a Dios.

Tienen una inocencia infantil. Su vibración esencial es de amor.

Los Serafines cantan sin cesar la música de las esferas: “Kodoish, Kodoish, Kodoish Adonai Tsebayoth, Kodoish, Kodoish”, (Santo, Santo, Santo Es el Señor Dios de los Ejércitos), llena esta toda la Tierra de su Gloria”. Esta es la vibración de la creación. Un canto de amor y de vida.

Regulan el movimiento de los cielos. La atracción de energía que poseen es muy elevada.

Los serafines pueden inspirar esta cualidad de amor a los seres humanos, que así lo soliciten.

Serafines: Personifican la caridad divina.

 

Querubines

El segundo de los nueve coros angélicos. Se consideran los “guardianes de la gloria de Dios”. Su nombre significa “los próximos” -o “los segundos”-.

Se les suele representar con la forma de un niño con alas, o solamente la cabeza del mismo.

Guardianes de las obras de Dios. Guardan sus templos y los caminos que conducen a una evolución espiritual. Actúan sobre el engrandecimiento de la conciencia. Tienen el don del discernimiento. Expanden la luz espiritual por todo el cosmos.

Querubines: Emanan la vibración del conocimiento y la sabiduría.

 

Tronos:

También conocidos como Ophanim. Son el tercero de los coros, o tipos, de la más alta categoría de ángeles, tras

los serafines y querubines. “Sostienen el trono de Dios”, que dirige directamente su categoría, y transmiten Su voluntad a las demás.

Suelen ser representados con alas multicolores.

Estas entidades, están relacionadas con las acciones de los hombres. Antiguamente eran llamados Espíritus de

las Estrellas. Transportan un registro de las acciones en todos los tiempos o karmas. Son también los constructores del orden universal.

Los Tronos son más mentales. Son ángeles acompañantes de los planetas.

Tronos: Proclaman la grandeza divina.

 

Segunda Jerarquía

Dominaciones – Virtudes y Potencias

Segunda Jerarquía

 

Dominaciones:

Son el cuarto de los nueve coros angelicales dentro de la segunda jerarquía de ángeles. Llamados así porque, “dominan sobre todas las órdenes angélicas”. Encargadas de ejecutar la voluntad de Dios. Distribuyen a los ángeles inferiores sus funciones y sus ministerios.

Establecen las leyes de la física y supervisan que todo se cumpla, para que el Universo funcione según el Plan Divino. Coordinan la interacción del mundo celestial con el físico.

Dominaciones: Poseen el gobierno general del Universo

 

Virtudes:

También llamados “Ángeles de La Guardia”. Son

aquellos ángeles que tienen como misión, “ayudar al ser humano a acercarse a Dios”. Bajan a la tierra, pero no como forma humana, sino como entes abstractos. Cada ser humano posee sus virtudes, que lo ayudan a acercarse a Dios y así finalmente, a la hora de la muerte gozar en su comunión.

Se encuentran en la más alta luz de los esotéricos. Ellos ayudan a la plasmación y concreción de las aspiraciones humanas.

Virtudes: Promueven milagros

 

Potestades:

Según el teólogo cristiano Pseudo Dionisio, las potestades, son entidades angélicas que forman parte, junto a las Dominaciones y las Virtudes, de la segunda jerarquía angélica.

Las potestades permanecen en nuestro plano finito de realidad. Se encargan de mantener el equilibrio cósmico, y las leyes físicas. Po ellos se les ha denominado “custodias de las fronteras”, en tanto que vigilan los márgenes del mundo espiritual con el mundo físico. Dionisio el Areopagita señaló que, como guardianes celestiales, las Potestades están provistas de conciencia, que les evita hacer el mal.

Potestades: Protegen las leyes del mundo físico y moral

 

Tercera Jerarquía

Principados – Arcángeles – Ángeles

Tercera Jerarquía

 

Principados:

Según la angelología cristiana, los Principados son la séptima categoría o coro de los ángeles, completando, junto con arcángeles y ángeles, el tercer grupo. Según la clasificación de Dionisio Areopagita.

Manifiestan el dominio de Dios sobre la naturaleza. También se les llama “ángeles integradores”.

Los Principados son los guardianes de las naciones y los

países. Supervisan aquellos eventos que afecten a las naciones, incluyendo política, temas militares y comercio.

 

Arcángeles:

En el cristianismo, los Arcángeles son una categoría de ángeles.

Constituyen uno de los nueve coros de la jerarquía angelical. Son los penúltimos, antes de los propios ángeles (tal y como lo indica el prefijo Arc, que significa superior).

Según la tradición hebrea, son 7 los arcángeles, pero en la biblia solo se mencionan a 3 (Miguel, Gabriel y Rafael).

 

-Miguel: Jefe del ejército celestial.

-Gabriel: El mensajero celestial,

-Rafael: Curación. Verdad. Optimismo. Vence la falsedad.

-Zadkiel: Ayuda a que seamos capaces de perdonar.

-Uriel: Canaliza energías de abundancia

-Chamuel: Protección contra celos y envidias.

-Jofiel: Aciertos ante las dudas, el conocimiento y la elocuencia.

 

Son entes espirituales de gran poder que guían a grandes grupos de personas y ejércitos.

Tienen a su cargo la responsabilidad, de cuidar el orden en los cuatro puntos cardinales. Son los jefes de entidades que están a sus órdenes. Trabajan constantemente para cumplir la palabra y orden de Dios.

 

Ángeles:

Los Ángeles son los mensajeros de Dios. Respetan el orden Jerárquico, que, de no cumplirlo, pueden ser castigados al igual que las almas encarnadas. Los ángeles son colaboradores y auxiliares de los seres humanos, están a sus órdenes. No es al revés.

Su misión es la de alcanzar los favores y peticiones. Por lo tanto,  proteger a los que necesitan una ayuda, para bien de su alma.

Los ángeles están en todas partes. Caminos, bosques, aires, tierras, fuego, agua, etc.

En contraste, no pueden mostrarse por propia voluntad ante las personas, si éstas no lo solicitan. Se nutren de la energía del amor y de la más alta luz, que produce la conciencia humana, en el camino hacia la evolución.

Tanto los Ángeles como los Arcángeles, son los espíritus celestiales, que se encuentran más cerca de nosotros. Ellos son los mensajeros del cielo, por medio de los cuales, el Señor manifiesta su voluntad a los humanos. Son aquellos, cuya presencia trae al hombre paz, consuelo o ayuda.

Una respuesta a Jerarquías Angélicas

  • hermoso desde el comienzo que comen se a leer me paresio muy bello lo que DIOS dejo hacia nosotros sus hijos quienes algunas prefieren hacer el mal y en ves de buscar estas bellas y hermoso legado de guardianes de las luz que nos brindo para protegernos para que fueramos parte de su legado dandonos vida eterna y llenando a este mundo de virtud y amor como el dice ayuda a tu progino y amate como si te amaras a ti mismo siempre mente positiva eso te hace grande y hermoso llamate beneficiario porque el te da muchas cosas GRACIAS MI DIOS TE AMO GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a esta página. Recibirás las notificaciones de nuevas entradas.

COMENTARIOS